jueves, 29 de julio de 2010

Cabaña ganadera



Cabestro. De astas generalmente mochas, pezuña recia, y natural pacífico, res con cencerro que, privada sumariamente de los atributos propios de su masculinidad, lidia con los toros de lidia.
Fam: hombre en su estado habitual.





Merino. Apellido del ascendiente, contra natura, de cierta raza de ovejas.
El tal Merino (hocico grueso y ancho, algo cejijunto y cerril, la puente de la nariz con arrugas transversas…), y según las malas lenguas, hijo también a la contra de judío converso, fue sorprendido in fraganti realizando el execrable acto con una apacible oveja churra en edad de merecer del rebaño a su cuidado, haciéndose por ello justo merecedor a la pena correspondiente a delitos de tal naturaleza, dictada de forma unánime por un tribunal del Santo Oficio.
(Omito, por sangrientos y harto desagradables, los detalles del interrogatorio).
No obstante el castigo ejemplar, aquella semilla primigenia y pecadora ha sobrevivido hasta nuestros días con notable éxito formando extensas cabañas de descendientes.
De carne un tanto áspera y sebosa -más cuanto más vieja la pieza-, es su lana, en cambio, muy apreciada para prendas de abrigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario