martes, 30 de junio de 2020

Funambulista (una "morería")


El sol, ese funambulista torpe que se cae todos los días al final de la función.

Foto de Marino González Montero

lunes, 29 de junio de 2020

Escorpión blanco



Habitante solitario de los cementerios de marfil y huesos encanecidos que puntean las lindes de la jungla, este pequeño escorpión del color de la leche cumple con serena eficiencia su trabajo de verdugo de los viejos elefantes que han venido a morir, no menos serenamente, al templo de sus antepasados. Su pinchazo es indoloro pero mortal, con frecuencia ayudado por la debilidad y el cansancio de sus víctimas. Convive con frágil armonía con los buitres y cuervos que sobrevuelan ansiosos las grandes osamentas, pero no los teme: inicia lo que ellos completan y vive de los restos que dejan. Su veneno es la destilación de la carne que se deshace bajo los huesos en apariencia limpios y su hogar la penumbra de las pocas raíces que surgen al aire, pero su blancura, dicen las leyendas nativas, tiene otro origen: es la blancura de un hueso que no se resignó a su fin y resucitó con nueva forma, la palidez secreta de lo que busca regresar al tiempo y es sólo, sin saberlo, un enviado de la muerte.

Jordi Doce

domingo, 28 de junio de 2020

Coro


Coro. Gobernado y aleccionado por un individuo intitulado director, conjunto de personas de ambos sexos y variada catadura y condición con una a todas luces disparatada opinión acerca de las virtudes del timbre y armonía de sus voces y una pulsión irrefrenable a hacernos blancos sufrientes de sus demostraciones canoras.
Con vistas a perfeccionar su arma preferida, denominada concierto, se reúnen con insana frecuencia para ensayar sus cantigas, tropos y motetes, cuando no dulces boleros y habaneras que son masacrados por sus emisiones vocales sin clemencia ni piedad hacia los hipotéticos oyentes.
Si infantil, semillero de futuros tormentos para melómanos.
Suelen cometer sus fechorías y desatinos en salas de concierto, auditorios, catedrales...


viernes, 26 de junio de 2020

Hablar con extraños (23)



64. El toro monta a la vaca que fue su madre y está bien. El potro monta a la yegua que es su hermana y está requetebién. Pero yo, macho, monto a mi hermana y soy un degenerado incestuoso. Lo digo conjeturalmente porque no es verdad, porque se trata de una mera cuestión cultural. Si llega a haber un cambio radical en la cultura ya se va a enterar mi hermana.

(Un invitado en la casa de Torres Agüero en Barcelona)


65. Sígame el pensamiento y después dígame si llevo o no razón. Yo digo; todo lo curvo es femenino y todo lo recto, masculino. Ahora dígame usted si la curva no es más interesante que la recta y, por supuesto, más estética. Como mi pensamiento da vueltas y vueltas, mi pensamiento es femenino. Ahora bien, mi conducta no puede ser más recta, y por ello soy masculino. Vale decir que me comporto como macho pero pienso como hembra. ¿A usted no le pasa lo mismo acaso? Casi todos los hombres somos así.

(En la casa de Mora Villa en Avellaneda, Buenos Aires)



martes, 16 de junio de 2020

Coloquio


Coloquio. Si literario, dícese de la habitual tanda de preguntas tras una conferencia, lectura o presentación libresca en la que el presentador, moderador, maestro de ceremonias… otorga turno de palabra al público asistente. Oportunidad esta que algunos, con evidente ánimo de venganza por el tostón sufrido de boca del vate, orador o especialista, aprovechan para largar de corrido una especie de tesis doctoral sobre asuntos que a nadie le importan un pimiento antes de formular la requerida pregunta. Si es que al final la formulan; a ellos les trae al fresco la posible respuesta ya que han ido hasta allí para largar su perorata le pese a quien le pese y caiga quien caiga ante semejante monserga.
Si de cualquier otra índole (médico, técnico, económico…), más de lo mismo.
Suele resultar insólito, asombroso, casi extraordinario, que por parte de los asistentes se plantee alguna cuestión de enjundia acorde con lo escuchado y que el interpelado responda con claridad y concisión a la misma, por lo que la inteligencia, como puede suponerse, brilla por su ausencia en todo su esplendor en este fachendoso cruce de pláticas.
Tiempo perdido el empleado en estas lides si no fuera por el socorrido y castizo “vino español” que acostumbra servirse como colofón en este tipo de actos: ya que no más sabio, si estás un poco atento al tránsito de bandejas con canapés y copas cumplidas del citado brebaje por lo menos te vas calentito y alegre para casa.

viernes, 12 de junio de 2020

Maniquíes


Me acuerdo de la extraña tristeza que me provocan los maniquíes desnudos en los escaparates.

Foto de Pedro Gato

domingo, 7 de junio de 2020

Charco, pangolín (2 nuevas "morerías")


El charco es un náufrago en medio de los adoquines.

*****

El pangolín, esa alcachofa con patas.


sábado, 6 de junio de 2020

Hablar con extraños (22)


62. No todos los que pedimos limosna somos pordioseros. Pordioseros son los que piden por Dios. Por Dios, pordiosero, la palabra misma lo dice. Yo pido poriluso, por haber creído en la Revolución.

(En el metro Antón Martín de Madrid)


63. Pocos escritores saben lo que sabe la mayoría de los poetas: que lo no conmueve no interesa. Pero ¡ojo! Sólo valen las emociones altas, no las de pacotilla. A mí me gustan las emociones que empañan un ojo y dejan el otro transparente para el puro pensamiento.

(Al poeta Juan Carlos Mestre y a mí en un restaurante de Madrid)

lunes, 1 de junio de 2020

Flit


Me acuerdo de un artilugio con un émbolo manual y un depósito que servía para matar insectos. Se llamaba Flit. Cuando mi madre quería usarlo le decía a cualquiera de nosotros que le trajera “lo de las moscas”.