miércoles, 12 de septiembre de 2018

Sidecar


Me acuerdo de las motos con sidecar donde a veces familias enteras se apiñaban para ir de excursión.
Cuando se pasaron al coche, esas mismas familias decían que iban de pic-nic.

jueves, 6 de septiembre de 2018

Cita


Cita. Encuentro dispuesto con antelación entre dos o más personas en el que alguna de las partes, cuando no las dos, tiene la fea costumbre de llegar siempre tarde al compromiso previamente contraído. O no llega, dejando a la otra con un palmo de narices y un cabreo de no te menees.
En una conversación, tertulia o escrito, mención que se hace de las palabras ya dichas más sabiamente por otro para apuntalar una tesis o argumento, pero con un tono de suficiencia y pedantería tal si se nos hubiera ocurrido en ese preciso momento y como quien no quiere la cosa.

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Bragas- (oído por ahí)


"Eres más basta que unas bragas de esparto".

sábado, 1 de septiembre de 2018

"Retórica para zurdos" (bis)


Extracto de otro volumen del mismo título publicado por la Editora Regional de Extremadura en su colección de Ensayos Literarios en 2010, esta nueva edición de “Retórica para zurdos” de José María Cumbreño (recién salida de las prensas liliputienses de la Isla de San Borondón), es un breve y delicioso paseo (aunque a veces también un tanto amargo) alrededor de las motivaciones, propósitos y consecuencias que conllevan los actos de leer y escribir, vistos desde la particular óptica del autor.
Particular, sí, pero no por ello excluyente; antes al contrario, muchas de estas reflexiones poéticas y aforísticas pueden ser compartidas (en mi caso lo son) por quienes también enfrentamos esas tareas de vez en cuando con un cierto entusiasmo.
En apenas sesenta páginas (y en las que tipográficamente cada una de ellas es única y diferente a las demás -otra vuelta de tuerca con respecto a esa primera edición que antes citaba-) Cumbreño regala a los lectores todo un tratado sobre el hecho (tantas veces gustoso, tantas otras frustrante) de juntar palabras para dotarlas de un nuevo sentido.
Un librito para leerlo despacio.
Y luego, si acaso, escribir sobre ello.

Tres ejemplos:

Juguetes de cuerda

Los malos libros son como los juguetes de cuerda: en cuanto el lector termina la última línea, se quedan parados.

*
Escribir

Enhebrar un aguja con los ojos cerrados.

*
Cada vez escribo menos

Cada vez escribo menos.
Cada vez me da más vergüenza escribir.
Por lo general, se piensa que la inseguridad suele ser el lastre de quien empieza, aunque quizá el momento en que se duda de verdad llega después.
Al principio las cosas sencillamente se hacen.
Luego uno empieza a preguntarse no tanto por qué las hace (cualquier palabra, convenientemente golpeada, se convierte en una excusa), sino a quién cree que va a engañar con todo esto.



domingo, 19 de agosto de 2018

El algodón no engaña (20)


Soberano, ¡es cosa de hombres!


Lejía Guerrero, lava la señora, lava el caballero.

lunes, 13 de agosto de 2018

Cosecha del 59 (16)






Antonio Carmelo P. Mendo (4 de julio)


martes, 17 de julio de 2018

Picar carne


Tengo una máquina de picar carne. 
Precios módicos. 
Descuentos a grupos.

lunes, 16 de julio de 2018

Melocotón, piel


En la piel del melocotón rememoro su piel; en su pulpa, su beso.

miércoles, 20 de junio de 2018

"Tú, vosotras y ellas" (poesía erótica)


Alegría mañanera en el buzón: mi querido Pedro Ojeda me envía este hermoso volumen colectivo en edición bilingüe portugués/español con poemas, ilustraciones, fotografías y esculturas que orbitan alrededor del erotismo.

Como muestra, os dejo aquí uno de los de Pedro: 

Ácido fresco y rojo

Ácido fresco y rojo,
un puñado esparcido de grosellas
sobre tu piel desnuda
y rodarlas con lengua
sobre tu pecho libre y amdreselva
jugando con el hambre fruto a fruto
de mi boca a tu boca como ofrenda.

Venía además con el precioso añadido de una postal que reproduce una fotografía fechada en Lyon en 1872 de los inventores del cine, los hermanos Lumière (Auguste et Louis), cuando eran infantes.


viernes, 15 de junio de 2018

jueves, 7 de junio de 2018

Cortejo


Ese cortejo de los pájaros en el aire, ese vuelo enloquecido y esperanzado, ese alado frenesí.

jueves, 31 de mayo de 2018

La mosca de Tosansan


“Mosca, emblema atroz de la perseverancia”.


lunes, 21 de mayo de 2018

Truenos, gorjeos



Ayer cayó en Mérida una chupa de agua -mezclada con algo de granizo- bastante curiosa.
Y me acordé de este breve texto de Algo que perder:

Cuando el trueno se calla se sigue escuchando el gorjeo de los pájaros. O lo que es lo mismo según la sabiduría popular: Después de una gran tormenta, una gran serenidad.

domingo, 20 de mayo de 2018

Naufragios


Esas naves desdichadas que nunca llegan a buen puerto. 
Y quien dice naves, dice vidas.

domingo, 6 de mayo de 2018

Nómada en Béjar y Plasencia


Ayer estuve nomadeando un poco por las tierras altas extremeñas y las bajas salmantinas: con la fresca de la mañana me puse en marcha desde Mérida camino de Béjar para encontrarme después de más de un año con mi querido Luis Felipe Comendador, alias "Pipe", alias "Abuelo Canillas Blancas". 
Fui a llevarle unas cajas de libros fruto del expurgo que vengo haciendo en mi biblioteca desde hace tiempo y contribuir de esta manera con mi granito de arena (también me traje algunas cosillas de su mercadillo -un Max Aub, un Baroja, un jugador de futbolín de plomo, un pequeño hipopótamo de ébano, cojo de la siniestra, para mi bestiario particular, unos curiosos posavasos de cuero y cobre chilenos para regalárselos a mi hermano, una antigua esquila de oveja con un hermoso sonido...) al proyecto solidario (SBQ El Humanismo Pequeñito) en, y con, el que lleva batallando desde hace un montón de años casi sin tregua.

Alrededor de la hora del vermú, ya me encontraba en la Feria del Libro de Plasencia para presentar mi "De nómadas y guerreros" bellamente editado (aunque a Gonzalo no le guste el interlineado entre versos, jejeje) por Mario Quintana en LeTour1987.

Ofició de maestra de ceremonias con tino, suavidad y cariño, Judith Rico (me gustó mucho esa referencia a mi nacencia vallecana), a quien con estas líneas le doy las gracias por sus amables palabras. Y por allí mariposeaba también con su inquietud habitual Nagore, hija de Judith y mi "pequeño amor" placentino.

En la presentación, hice una especie de lectura comparada y compartida entre mi libro y esos otros dos de la imagen final ("Estampas de ultramar", de Aníbal Núñez y la "Antología de Poesía Primitiva", compilada por Ernesto Cardenal) y de los que le considero deudor en gran parte.

Entre el público, muy queridos amigos (Álvaro Valverde y Yolanda, Gonzalo Hidalgo Bayal, Álex Chico, Nicanor Gil y Julia, Juan Ramón Santos y Fátima, Jorge Ávila, Puri y Manuel -padres del gran Víctor Peña Dacosta-...) y un buen puñado de espectadores anónimos y atentos.

Rematamos como mejor supimos (procuré no alargar la cosa para no cansar al respetable), firmé algún que otro ejemplar y luego nos fuimos de bares y tapas, ea. 
Entre unos y otros, la cosa se alargó hasta casi la madrugada, no os digo más.

Muchas gracias a todos por regalarme tan hermosa jornada en vuestra compañía.