domingo, 8 de diciembre de 2019

Álamos


La tierna y altiva desnudez de los álamos entre la niebla del otoño. Latencia de vida en la punta de las ramas, bajo la corteza, arrullada sin fin entre una maraña de raíces.

martes, 3 de diciembre de 2019

Ah, la duda, la duda


Cuando dudas de tu inteligencia estás acercándote a ella.

* * * * *

El tiempo de la duda es siempre.

viernes, 1 de noviembre de 2019

Caparazones, poncheras



Encontrar un caparazón vacío y pensar adónde habrá ido el caracol es todo uno.

*****


En las poncheras, las frutas se emborrachan en silencio.


miércoles, 23 de octubre de 2019

Garcillas


Esas gavillas de garcillas tiñendo de blanco la maleza y el follaje de los islotes del río entre la niebla y la humedad, bajo los densos nubarrones o el sol que nace, planeando su breve fulgor alado sobre la lábil piel del agua.

viernes, 18 de octubre de 2019

Canto XVI (Tonino Guerra)


En otros tiempos iba mucha gente de promesa
al puente de las candelas a implorar gracia divina
para soldados que estaban en la guerra, para historias de amor,
enfermedades, para obtener dinero, juventud, deseos inconfesables.
Por ejemplo, muchos no se entendían con su pajarito,
si le decían: ¿listo?, el respondía: ¡no!
Había entonces que cruzar el puente hasta la cruz del molino
con una candela encendida y cuidado de que no se apagara.
Pero venía viento, un airecillo fino que bajaba
de las montañas y a las manos les costaba lo suyo
cubrir la llama y ¡hala!, vuelta a empezar,
y así una y otra vez, un mes, un año...
A una vieja que estaba llegando a la cruz
se le prendió fuego la ropa y ardió todo:
la ropa, la fe y el tiempo.
Desde aquella desgracia la gente fue abandonando
aquella devoción y ahora ya no va nadie.

El domingo pasado fui a dar una vuelta
y vi, en mitad del puente, al hijo tonto de la Filomena
que llevaba en la mano su candela encendida.
Vi la llama bien derecha, no la movía ni la brisa
que bajaba por el río. ¿Qué gracia pediría?
¿Una vida normal o seguir tirando con su cabeza loca?
Antes de llegar a la cruz del molino,
cuando estaba a dos pasos, se detuvo
y sopló la llama.

(La miel, 1981)

viernes, 20 de septiembre de 2019

Haiku de la garza (2)


Garza en el agua.


Se sumergen los peces, 


estremecidos.

domingo, 15 de septiembre de 2019

Vacas, estrellas (2 nuevas "morerías")


Mientras rumian, las vacas parecen estar filosofando.

*

La estrella de mar se pregunta cómo serán sus hermanas del cielo.


sábado, 14 de septiembre de 2019

3 "guadianescas" 3


No estaría nada mal hacer coincidir el final de nuestra vida con el día de nuestra muerte.

*

La paradoja, y la humildad, de reconocer que sabemos que no sabemos.

*

Recordar: revelar a destiempo añejos negativos de lo que fuimos.


sábado, 10 de agosto de 2019

Haiku de la luna




Haiku de la luna


Cuarto creciente:

todavía sin vestir

la luna asoma.

jueves, 8 de agosto de 2019

2 nuevas "morerías" de animales


 El pato es un barquito con plumas. 

* * * * *

La serpiente nunca sale de casa sin una muda de repuesto.




viernes, 2 de agosto de 2019

De la luz


Me acuerdo de que el electricista de mi barrio ("el de la luz", le decíamos nosotros) murió de una descarga mientras reparaba un avería.

*

Me acuerdo de los postes de madera del tendido eléctrico: alguien quemó una vez uno de ellos y el barrio estuvo a oscuras durante horas y horas.


martes, 30 de julio de 2019

En el bar



Le declaras tu amor en el bar... y al momento llega el camarero con la cuenta.

*

Puestos a marear algo prefiero hacerlo con una copa que con una perdiz.

(Del libro en marcha, "Guadianescas")

lunes, 1 de julio de 2019

Error de cálculo


Pues a mí me parece que no es para tanto, que todo este escándalo está fuera de lugar.
Total, por un chino.
La verdad es que yo pensé que entre que son mil y pico de millones (una barbaridad de gente se mire por donde se mire) y que parecen todos iguales, uno menos no se iba a notar.
Pero ya veo que sí.

Foto: Weegee

lunes, 13 de mayo de 2019

3 "guadianescas"



"Pertenezco a" es un comienzo de frase realmente detestable.

*

La soberbia y la vanidad, esas hermanas siamesas.

*

Esa terca costumbre de hablar siempre consigo mismo y no hacerse caso casi nunca.




jueves, 9 de mayo de 2019

Chicle


Me acuerdo de cuando te decían que si te tragabas un chicle te morías porque se te quedaba pegado en el estómago.