lunes, 10 de diciembre de 2018

Torga


“Un hombre es la juventud que queda dentro de él".
Miguel Torga

sábado, 8 de diciembre de 2018

2 "morerías" nuevas


 La Vespino es una Vespa que se excedió con la dieta.




El sol no necesita despertador, siempre se levanta a su hora.

martes, 4 de diciembre de 2018

El algodón no engaña (21)


Beba Kas y nada más.


A mí plin… yo duermo en Pikolín.

Casero


Casero. Ambicioso rentista cuyo único mérito conocido es el de ser el cargante propietario de la vivienda miserable que ocupas. Está demostrada empíricamente su habilidad tanto para establecer absurdas prohibiciones -nada de chicas, nada de fiestas, nada de alcohol…- que ningún inquilino en su sano juicio piensa cumplir en cuanto se haga de las llaves y ponga los pies en la casa, cuanto para escaquearse vilmente, y con una maestría sorprendente en semejante patán, de sus obligaciones contractuales: reparar desperfectos, arreglar goteras, cambiar el calentador…
Pretende además, por sobre su pesadez de metomentodo, que le abones por ello una cantidad mensual a todas luces desproporcionada con relación a la porquería del alojamiento arrendado.
Es altamente recomendable la escasez en el trato con semejantes especímenes.

Imagen: fotograma de El inquilino (1957) de Francisco Nieves Conde 

sábado, 1 de diciembre de 2018

¡Mis libros!



No soy un lector de tendencias, géneros, estilos, movimientos… Soy un lector de autores. Y aún esto último me atrevo a ponerlo en solfa. Soy un simple lector. 
Habrá quien piense, estoy seguro, que qué manera de leer es esa. Pues síganlo pensando, caballero, señorita, pero no me lo digan pues no pienso hacerles ningún caso.
¡Déjenme en paz con mis libros!

jueves, 29 de noviembre de 2018

Zeta


Z. Zopenco, zambo, zamborotudo, zangarrón, zampapalo, zanguayo, zaborra, zullón… 
Como podéis comprobar sin mayor dificultad, da más de sí de lo que parece esta última letra de nuestro alfabeto para el insulto y el denuesto. A lo mejor, a causa del cabreo porque la hayan puesto al final de la cola cuando se cree con méritos suficientes para estar en un puesto más airoso y honorable que en ese indigno farolillo rojo.

domingo, 18 de noviembre de 2018

"Fili mei"


Con prólogo y edición de José Luis Trullo, ya está en casa este magnífico "Fili mei", bellamente editado por Libros al Albur.
Editor y resto de autores me han hecho un hueco para disfrutar de su compañía mientras reflexionamos, cada uno a su modo y manera, de esa experiencia vital que es la paternidad.
Para abrir boca:



"Su hijo es quien más se le parece, pero no sabe nada de él. Su hijo es quien más se le parece, pero no sabría reconocerlo".
Jordi Doce Chambrelan
*
"Tan solo me consuela un pensamiento,
el tiempo de que de mí se escapa
rumoroso fluye hacia ti".
León Molina
*
"Los hijos que no se ocupan de enterrar a sus padres comienzan pronto a desnacer".
Mario Pérez Antolín
*
"Título. El título de padre es uno de los pocos que se otorgan antes de haber demostrado nada".
Luis Acebes
*
"Ayer, cuando me abrazaba, fui el plano exacto de la idealización. la isla del tesoro de sus cuentos".
José Luis Morante
*
"Padre, tú que no has dado la sangre y el pecho a tu hijo, dale tu aliento y tus principios"..
Jesús Cotta
*
"No traicionaré la patria en que has convertido a tu madre; única que reconozco y en la que enajeno, voluntariamente, mi identidad".
Juan Manuel Uría Iriarte
*
"Ser padre es contemplar cómo crece otra memoria".
Jesús Montiel
*
"Uno empieza a envejecer sólo cuando sus hijos pierden su niñez".
Emilio López Medina
*
"No sobrevivir a mis hijas: ese es mi plan".
Elías Moro

martes, 13 de noviembre de 2018

2 nuevas "morerías" animales


El calamar cambia de traje porque se ha puesto perdido de tinta.

*

La sanguijuela es el perro de presa de las lombrices.


jueves, 1 de noviembre de 2018

"Yo que bellotas comí..."


"Yo que bellotas comí,
y pan y galletas vos, 
gusanos ambos a dos
nos han de comer aquí".

"¡Oh, Muerte llena de daños,
que a los más seguros matas 
y a quien te llama dilatas 
con mill trabajos estraños!;
son tus lazos tan tacaños
que a los alegres enlazas
y a los tristes amenazas
y dexas bivir mill años!".

(Diego Sánchez de Badajoz  1479-1549)

domingo, 30 de septiembre de 2018

Imitando a Charlot


Me acuerdo de que Charles Chaplin fue derrotado sin paliativos en un concurso de imitadores de “Charlot”.

martes, 25 de septiembre de 2018

Serrucho


Serrucho. Utensilio propio del ramo de la carpintería que plagió su aspecto de la dentición de los escualos elasmobranquios más feroces (léase, tiburones). 
En manos de alguno de sus propietarios, dicho instrumento da hasta más miedo que el pez citado.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Sidecar


Me acuerdo de las motos con sidecar donde a veces familias enteras se apiñaban para ir de excursión.
Cuando se pasaron al coche, esas mismas familias decían que iban de pic-nic.

jueves, 6 de septiembre de 2018

Cita


Cita. Encuentro dispuesto con antelación entre dos o más personas en el que alguna de las partes, cuando no las dos, tiene la fea costumbre de llegar siempre tarde al compromiso previamente contraído. O no llega, dejando a la otra con un palmo de narices y un cabreo de no te menees.
En una conversación, tertulia o escrito, mención que se hace de las palabras ya dichas más sabiamente por otro para apuntalar una tesis o argumento, pero con un tono de suficiencia y pedantería tal si se nos hubiera ocurrido en ese preciso momento y como quien no quiere la cosa.

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Bragas- (oído por ahí)


"Eres más basta que unas bragas de esparto".

sábado, 1 de septiembre de 2018

"Retórica para zurdos" (bis)


Extracto de otro volumen del mismo título publicado por la Editora Regional de Extremadura en su colección de Ensayos Literarios en 2010, esta nueva edición de “Retórica para zurdos” de José María Cumbreño (recién salida de las prensas liliputienses de la Isla de San Borondón), es un breve y delicioso paseo (aunque a veces también un tanto amargo) alrededor de las motivaciones, propósitos y consecuencias que conllevan los actos de leer y escribir, vistos desde la particular óptica del autor.
Particular, sí, pero no por ello excluyente; antes al contrario, muchas de estas reflexiones poéticas y aforísticas pueden ser compartidas (en mi caso lo son) por quienes también enfrentamos esas tareas de vez en cuando con un cierto entusiasmo.
En apenas sesenta páginas (y en las que tipográficamente cada una de ellas es única y diferente a las demás -otra vuelta de tuerca con respecto a esa primera edición que antes citaba-) Cumbreño regala a los lectores todo un tratado sobre el hecho (tantas veces gustoso, tantas otras frustrante) de juntar palabras para dotarlas de un nuevo sentido.
Un librito para leerlo despacio.
Y luego, si acaso, escribir sobre ello.

Tres ejemplos:

Juguetes de cuerda

Los malos libros son como los juguetes de cuerda: en cuanto el lector termina la última línea, se quedan parados.

*
Escribir

Enhebrar un aguja con los ojos cerrados.

*
Cada vez escribo menos

Cada vez escribo menos.
Cada vez me da más vergüenza escribir.
Por lo general, se piensa que la inseguridad suele ser el lastre de quien empieza, aunque quizá el momento en que se duda de verdad llega después.
Al principio las cosas sencillamente se hacen.
Luego uno empieza a preguntarse no tanto por qué las hace (cualquier palabra, convenientemente golpeada, se convierte en una excusa), sino a quién cree que va a engañar con todo esto.