viernes, 29 de julio de 2016

"Zambra de la madrugá"




Hoy tengo de turno de noche y esta hermosa copla (yo es que soy muy coplero) me ha parecido de lo más apropiada para hacerme compaña.

Intérprete: Juan Mendoza (Niño de Utrera)

Sé que es imposible volver al lao tuyo
pero yo te llamo sin saber por qué:
tú fuiste una fuente, secaste mi orgullo
y por los caminos voy muerto de sed;
que siga la noche, que no venga el día,
que nunca la sombra le llegue a la luz,
que sean los sones de la zambra mía
hieles de mi vaso, clavos de mi cruz.


Zambra de los sueños malos,
negra zambra de locura,
en mi vaso siempre tengo que beber
el licor de mi amargura;
zambra de mi fantasía,
zambra de la soleá:
la de los hombres borrachos
de vino y de pena,
zambra de la madrugá.


Cuando por la noche te llama mi pena
y alzo los brazos pidiendo perdón,
me seque tu cuerpo de virgen morena
bailando la zambra de mi perdición;
alumbra la luna los viejos caminos,
te busco y en balde en la oscuriá;
y entonces, borracho de vino y de pena,
sangrándome el alma, comienzo a cantar:

Zambra de los sueños malos,
negra zambra de locura… (bis)



jueves, 28 de julio de 2016

Nubarrones



Esos nubarrones en el cielo de tu vida que nunca acaban de irse del todo y que te calan los huesos y te dejan tiritando al menor descuido.

miércoles, 27 de julio de 2016

Autopsia



El que uno esté muerto no quiere decir que no afilen el bisturí o pongan un poco más de maña y dedicación a la hora de cortar y coser.

El que uno esté muerto no les da derecho, me parece a mí, a andar enredando como si nada y sin decencia alguna en mis partes pudendas.

El que uno, en fin, por fin esté muerto, no les autoriza a tratarme como si fuera un yogur caducado o un triste y reseco escalope que se mete sin más en el frigorífico.

Me parece, cuando menos, una falta de respeto, qué quieren que les diga.

martes, 26 de julio de 2016

Palomas, gárgolas


Palomas hambrientas en el alero al acecho igual que gárgolas dispuestas al ataque por sorpresa contra los viandantes.

domingo, 24 de julio de 2016

Sitting Bull



Me acuerdo del rostro de Sitting Bull en una vieja fotografía de archivo: el rígido ademán del hombre que presiente la muerte cerca.