lunes, 15 de febrero de 2010

Conductores


Conductores. Delincuentes habituales en libertad provisional habilitados administrativamente para manejar a su antojo y conveniencia un vehículo a motor.

Taxista. Con respecto a los anteriores, sujeto particularmente peligroso que se cree il capo di tutti capi. Dejando aparte las habituales maniobras homicidas que protagoniza de continuo al volante de su automóvil y los estragos que tales artimañas causan entre sus convecinos más prudentes y apocados, las tarifas impuestas por contratar sus servicios podrían calificarse, sin temor a errar demasiado en el concepto, de abuso, cuando no de extorsión o chantaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario