miércoles, 9 de junio de 2010

Con la Iglesia hemos topado



Obispo. Dignidad eclesiástica católica a quien le faltan apenas dos escalones en la jerarquía para creerse un dios absoluto. Sus méritos más acusados para lograr sus ambiciosos propósitos son la hipocresía, la injuria y la maledicencia contra aquellos que gozan de su misma dignidad -o cualesquiera otros- y podrían disputarle el puesto tarde o temprano.
Decididos a impedir que tal infortunio les suceda, a través de la historia son múltiples los ejemplos de que no les ha temblado a la hora de recurrir a medidas más contundentes (tortura, asesinato…) que las meras palabras para satisfacer sus terrenales anhelos.


 


Iglesia. Organización mundial que nos separa de Dios. Si bien las hay de toda calaña y condición, la peor de todas es la católica; a sus múltiples lacras (rapiña, intolerancia, megalomanía, fanatismo…), añade otra no menos  deleznable: ésa hipócrita doblez que consiste en practicar siempre justo lo contrario de lo que se predica.
Local donde lo antedicho se lleva a cabo a diario de manera impune.



Me gustaría saber si la Iglesia Católica ha excomulgado alguna vez a algún tirano, a algún dictador, a algún asesino de masas…, por aplicar la pena de muerte a su libre albedrío. 
Y si así fuera, ¿a quién? ¿Y por qué razón a ése en concreto y no a todos los demás tiranos que infectan de indignidad este planeta?

10 comentarios:

  1. Aun con el peligro que aquí, como en cualquier otro tema, tiene el generalizar, te diré que estoy de acuerdo, en esencia, con cuanto apuntas. Aunque no seré yo quien niegue que, como en cualquier otra sociedad, también dentro de la Iglesia Católica hay quien realiza excelentes labores apostólicas, sí creo que, en cuanto a su Jerarquía se refiere --punto de mira, por otra parte, de tu entrada-- la postura de ésta en cuanto a su relación con la sociedad civil y lo que ellos consideran, "sus ovejas", es de una cierta prepotencia y posición por encima del bien y del mal. Lo que preguntas en cuanto a los tiranos que son y en el mundo han sido, me parece que tiene difícil respuesta; al menos, coherente, pues siempre les ha sido fácil contemporizar con todos aquellos que, más allá de las injusticias que pudieran, pueden o puedan cometer, se dicen dentro de la fe cristiana.

    Tema espinoso éste, Elías. Ya veremos si no saltan chispas... Por mi parte, como decía al principio, concuerdo con tu visión. (Otra coincidencia.)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. EStas dos nuevas acepciones de obispo e iglesia no me gustan. Lo siento, no siempre es del agrado de todos lo que uno escribe. Y que conste que no me considero católica, aunque me bautizaron.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tienes mi apoyo incondicional para que la RAE incluya en el diccionario esas acepciones nuevas que han adquirido estas palabras con el devenir de los años y los acontecimientos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Ya me dejaron volver, algunas obligaciones, jajajaj. Y me encuentro un tema algo delicaíllo. Vuelvo algo cansada de trabajo, estudio y devaneos personales.
    Si me lo permites Elías, me limito a enviaros un abrazo y a deciros que ando por aquí, a ver mi me traes una hermosa atalaya de luz, esa que llamamos faro, jajaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La última perla ha sido "advertir" sobre las células artificiales. Son una sucursal de Dios en la tierra y defiende con los dientes la exclusividad, como cualquier comerciante

    ResponderEliminar
  6. Tema espinoso éste, como bien dices, Antonio.
    Pero los temas espinosos también hay tratarlos aun a riesgo de pincharse con ellos.
    Y el de la jerarquía católica es bastante sangrante.
    Esperemos comentarios.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Mercedes: agradezco tu sinceridad. Sería iluso pretender eso, gustar siempre a todos.
    Pero uno tiene que tener la honestidad de mostrar lo que piensa.
    De todos modos, Mercedes, ten en cuenta la naturaleza "escéptica" de estas definiciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Marisa: apuntado queda tu apoyo en este caso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, Lola, bienvenida de nuevo.
    Se te echaba de menos.
    Espero que ese tema "delicaíllo", como dices, no te haya estropeado la reentrada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Carlos; es que¨"perla a perla", lo del clero,
    y nunca mejor dicho, "clama al cielo".

    Abrazo y gracias.

    ResponderEliminar