viernes, 1 de abril de 2011

Botánica



¡Qué maravilla de la lengua los nombres de algunas plantas y flores que nos salen al camino! 

Arrayán, cantueso, caléndula, malvavisco, buganvilla, prímula, jazmín... 
Las pronuncias, y la boca parece llenarse de toda una constelación de aromas, de colores explotándote en el paladar.

2 comentarios:

  1. Es cierto, Elías, se llena.

    Besos y tréboles.

    ResponderEliminar
  2. Otros para ti, Paloma, en un vuelo de versos.

    ResponderEliminar