sábado, 4 de febrero de 2012

¡Al agua, patos!


Me ha entrado tal ataque de nostalgia que me he metido en la bañera con el agua hasta el cuello y le he dado cuerda al patito mientras salpicaba espuma por todas partes.

1 comentario: