viernes, 4 de noviembre de 2011

Triste


Triste como la última hoja
agonizando en el árbol,
como farola apedreada y ciega,
como esa esquina,
macilenta y fría,
a la que acuden a orinar
todos los perros.

Imagen: Fotograma de Mon oncle, de Jacques Tati

6 comentarios:

  1. A veces en vez de perros, orinan vagabundos y después duermen sobre su orina entre cartones y ropa sucia.
    Los perros curiosamente se van, muchos vagabundos se quedan en la misma esquina.

    Se puede ir a la tristeza de muchas maneras, y también salir de ella, de otras.

    Espero que no estés triste,

    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Esto debe ser el otoño.
    Así es la tristeza, yo también la conozco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Y así, en estos siete versos, desolada, la tristeza más honda, sin máscaras ni afeites.

    La fotografía, perfecto complemento. ¿O son los versos, los que complementan la fotografía? En cualquier caso, perfecta simbiosis.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Para eso están los versos, digo yo.
    La esquina ésa bien divertida está, que la visitan los perritos y en su fría corteza dejan el calor de sus líquidos; y la última hoja, es la más privilegiada, vio más.
    Me ha dado por ver la cosa de forma positiva, aunque bien hermosamente queda expuesta en su contrario (su poema)

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. No sé qué me desazona más si las letras o la imagen.

    ResponderEliminar