domingo, 22 de mayo de 2016

Domar



¡Qué ilusos! Creemos domar las palabras a capricho cuando en verdad son ellas las que nos descabalgan a su antojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada