viernes, 13 de mayo de 2016

Del carácter


“Es una persona de carácter”, "tiene mucho carácter", "¡qué gran carácter!"... se suele decir con admiración de alguien queriendo resaltar con ello que posee una fuerte personalidad, digna de encomio.
¿Y eso qué? ¿Es que acaso no tenemos cada uno el nuestro, la nuestra, tan legítimos y respetables, tan ramplones y anodinos como los de cualquiera?
El carácter está muy sobrevalorado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada