miércoles, 8 de junio de 2016

La onda



Le cambias al abuelete las agujas de hacer punto por brochas de pintor y esta imagen viene que ni pintada, nunca mejor dicho, para ilustrar este recuerdo:
Me acuerdo del abuelo de Gila asomándose al balcón con su brocha y sus pinturas queriendo inventar la radio en colores.

1 comentario:

  1. ... y aquella taza para zurdos, Elías. Genial Gila. Bien traído.

    Abrazos.

    ResponderEliminar