miércoles, 15 de junio de 2016

Botánica



El ciprés se ha ganado a pulso su fama de triste. 
Y el sauce, la de llorón.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada