jueves, 24 de noviembre de 2016

Última voluntad


Para el padre Botella, terror de mi infancia, el señor lo tenga en su gloria por los siglos de los siglos, amén Jesús.

Venga, espabila, y a lo que estamos: acaba el rezo de una vez, que no tengo todo el día.

Si además eso no vale para nada, ya te lo digo yo.

Y si no, a ver si te libra de esta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada