martes, 22 de noviembre de 2016

Tacones



Te dije una y mil veces que nunca me han gustado, que no se te ocurriera comprármelos, que a mí los tacones no me quedan bien, que me machacan los pies y me fastidian la columna.

Pero tú nada, tú a lo tuyo, erre que erre con que si son muy elegantes, que sí, tonta, que tú es que no entiendes de moda, que te van a gustar, que ya verás qué bien te quedan, decías.

Y tantas qués, tantas qués, que mira que te gustaban las qués.

Siempre tienes que llevar la última palabra.

Y encima cerrados y de punta, con lo malo que es eso para los dedos.

Pues esta vez no; que sepas que no me han gustado.

Donde se pongan unas manoletinas cómodas... 



No hay comentarios:

Publicar un comentario