sábado, 14 de enero de 2017

Pies de gato



Siempre que hay niebla en mi ciudad una de las cosas que se me vienen a la mente es el célebre poema de Carl Sandburg con el mismo título.

Poema que leí por primera vez en la versión que del mismo hizo José Emilio Pacheco en su antología “Tarde o temprano”, editado por Fondo de Cultura Económica en su colección Letras Mexicanas.

Niebla

Con silenciosos pies de gato
llega la niebla.
Mira sentada el puerto y la ciudad
y luego se levanta y se retira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada