miércoles, 6 de julio de 2016

Arcadas


Las arcadas que no te provocan situaciones terribles o monstruosas -hambre, guerras, odio y destrucción enseñoreándose de gran parte del mundo todos los días…- las hace efectivas con toda facilidad algo tan insignificante como un pelo en la boca enredado entre tu comida, molesto náufrago pringoso de salsa y de saliva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada