sábado, 10 de diciembre de 2016

Papeles



Escupiendo su desprecio con ese tono suyo tan humillante me dijo sudaca, me dijo negrata, me dijo moraco…

Y yo allí, aguantando el chaparrón de sus ultrajes porque no tenía papeles.

Hasta que me llamó foráneo.

Aquello fue superior a mis fuerzas.

No tuve más remedio que estamparle en el cráneo el pisapapeles de bronce con forma de globo terráqueo.

Ya verás como ahora me empapelan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada