viernes, 21 de octubre de 2016

El ausente



Por una extraña ley que no acierto a comprender, siempre hay un calcetín viudo (justo del par que me quiero poner) en mi cajón del armario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada