sábado, 9 de enero de 2016

La hoja en blanco


Ante la hoja en blanco, inmaculada, pura y virginal, hay escritores que se enamoran al instante, la cortejan, la seducen, se casan con ella…
Otros, en cambio, dan rienda suelta a sus instintos más bestiales y se lanzan sobre ella con las pasiones desatadas, sin freno ni marcha atrás, sin pensar en las consecuencias.
El resultado, como no podía ser menos, es en muchas ocasiones casi una violación en toda regla.

1 comentario:

  1. Muy inspirador... Me quedo por aquí

    ResponderEliminar