sábado, 16 de octubre de 2010

Uniforme


Uniforme. Vestimenta distintiva, a menudo grotesca, de algunas actividades laborales y/o festivas. Que un portero de hotel parezca un almirante, o que un director de orquesta se asemeje a un pingüino, me parece un sindiós.
En muchas de esas profesiones, pero de manera notoria en las referidas a la milicia, y según se van añadiendo grados de distinción en pecheras, hombreras, bocamangas... va disminuyendo de manera ostensible el coeficiente intelectual de quien los luce.

Caso aparte son los atuendos eclesiásticos católicos (sotanas, casullas, hábitos, túnicas...), cuya sola visión hace dudar de que sus portadores estén en sus cabales.

Otros dignos de ser tenidos en cuenta en esta batalla sin fin contra el buen gusto, son los que se enfundan los llamados “superhéroes”.
Pa mear y no echar gota.

6 comentarios:

  1. Me entanta esta definición, te has superado. Creo que ya sé por qué a algunas mujeres les ponen los uniformes: porque están convencidas de que debajo hay un idiota que podrán manejar a su antojo. Aunque no siempre es así.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hoy, al llegar de trabajar, he visto una boda en la iglesia de al lado de mi casa en la que los militares hacian pasillo a los novios con sus sables en alto, formaban un tunel en el que caía una lluvia de pétalos y granos de arroz...
    Los uniformes, todos, tienen ese algo...pero qué?
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Mercedes:
    Supongo que en estas entradas, que intento escépticas e irónicas, habrá algo de mi propio pensamiento.
    Esta,en concreto, se me ocurrió mirándome en el espejo; porque yo trabajo con uno puesto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Ah, los militares, Ada!
    Quítales el uniforme y, ¿en qué quedan?

    Otra cosa es la variante fetichista y erótica que tienen para muchos (y muchas).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Siempre lo pensé jajajaj...quien o quienes serian los autores de semejantes memeces, y ya no solo los uniformes sino la manera rígida y en escorzos que algunos llevan, pateando el suelo y girando violentamente..que prepotencia.
    Y luego criticarán la manera de vestir de pankis etc.
    Saludos y enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Alicia, por tu visita y comentario.
    Y por tu risa: al fin y al cabo, esa es una de las pretensiones de estas entradas
    "escépticas".

    Un saludo.

    ResponderEliminar