jueves, 30 de marzo de 2017

Gorrón



Gorrón. Contrariamente a lo que su nombre pareciera indicar a bote pronto, no estoy hablando de un sombrero enorme en tamaño, sino de un individuo versado en saquear, merced a invitaciones y préstamos sin devolución con toda clase de métodos arteros y pretextos fabulosos, los bolsillos y carteras de los cándidos sujetos que caen en sus redes.
Si bien nunca son escasos, en épocas de crisis el número de los fulanos citados se incrementa exponencialmente hasta adquirir proporciones de plaga.
Fig., sablista. Y no precisamente de los que practican esgrima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario