martes, 21 de febrero de 2017

De piedra




Tenía el corazón tan duro que tuvieron que operárselo con escoplo y martillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada