lunes, 30 de marzo de 2015

Veleta

 
Aquella veleta era tan veleta que soplara el viento de donde soplara, siempre se movía en dirección contraria.

2 comentarios:

  1. Muy bueno, Elías. Y es que hay veletas que no hay quien las controle.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar